Rucola, espinacas, cebollas, tomates y ajo son plantas que pueden crecer en macetas, aunque alguna puede que necesite mezclas especiales de tierra. Por lo tanto, no hay necesidad de ser  ningún terrateniente para conseguirlo. Patatas, zanahorias, habichuelas, brócoli o coliflor necesitan plantarse en la tierra. Antes de hacerlo puede que tengas que abonar la tierra para que tenga los nutrientes necesarios. Por supuesto, las plantas que pueden crecer en macetas también crecerán perfectamente en la tierra. Los aguacates necesitan estar protegidos del viento. Y  en verano, por que no proteger todas ellas de insectos y del sol abrasador colocando una carpa encima? Todos los materiales necesarios los puedes conseguir en ferreterías, fontanerías y tiendas agrícolas. Mantendrán los insectos a raya sin tener que usar muchos pesticidas y creara un idóneo microclima.