Abre la puerta y deja entrar...

Publicado en Body and Soul - SoulVisto: 12069 Imprimir

_MG_2626Es casi tiempo de Navidad. El año llega a su fin, los días se acortan y las noches se hacen más largas. Aquí en Fuerteventura, no experimentamos estos fenómenos en la misma medida como "de vuelta a casa". Aquí todavía tenemos el calor y la luz y no tenemos el desagradable clima de lluvia, niebla, nieve, frío; pero tampoco tenemos ni la chimenea, ni las delicias de casa.
Y es así que en el 24 de Diciembre la gente, hace cientos de años, solía disfrutar del "solcambie del sol de invierno", cuando los días volvían a ser cada vez más largos y la luz volvía de nuevo a la tierra.
El cristianismo modificó este suceso en lo que es la Navidad, el día en que Jesucristo renace y el momento en el que Él trae la luz (espiritual) para todos nosotros.
Pero en el campo, éste es también el momento en que el invierno es más duro y más helador , debido a la oscuridad y al frío, y muchas personas quedan atrapadas en los recuerdos y las emociones, arrastrándose fuera de su subconsciente ... Muchas veces, las imágenes y los sentimientos de nuestra infancia resurgen y la mayoría de ellos proceden de malas y negativas experiencias.
Pero debido a las compras de Navidad, la publicidad, los carteles de neón, los árboles brillantes, los mercados de Navidad y las altas expectativas de los niños sobre otro montón de regalos, la gente se olvida de algo muy importante: que hay otro lado de esta festividad, al igual que con Yin y el Yang y que siempre ha sido así ...
Justo en estos momentos oscuros y más fríos muchas personas que sufren problemas, pobreza y enfermedades, se enfrentan a sus recuerdos. Muchos llevan en sus corazones la tristeza al experimentar una soledad mucho más fuerte en estos momentos debido a experiencias de rechazo, separación, divorcio, desempleo, preocupaciones existenciales, y por supuesto  debido al miedo a las enfermedades.Y... por lo tanto muchas almas sufren aún más durante las Navidades, y las depresiones y pensamientos suicidas aumentan durante este periodo. (Fui testigo de este fenómeno muchas veces en mi consulta) ... e incluso le podría pasar a tu vecino, no ? Es tan difícil mirar dentro del corazón de alguien.
Un día, justo antes de Navidad, una clienta de mi consulta de terapia, me contó que tenía mucho miedo a la Navidad. Año tras año este evento familiar significaba un conmpulsivo tener que reunirse, que significaba una gran cantidad de preparativos, mucho alcohol y un montón de peleas al final ... realmente una celebración de AMOR.
Otra mujer se enfrentaba cada año tras su divorcio, con su soledad en Navidad, y ya no podía hacer frente a las interminables preguntas de sus hijos sobre la Navidad, los regalos y sobre su papá.  
Y otra mujer hablaba de sus sentimientos de soledad, de profunda tristeza y depresión durante la Navidad debido a los recuerdos de su mala infancia , de su historia y de la muerte de sus padres.
Otra mujer vino a mí, después de la reciente muerte de su marido debido al cáncer, a compartir conmigo sus penas, porque ahora temía estar sola en Navidad y no podía hacer frente a lo que había vivido durante el agotador tiempo que habia pasado cuando su marido estaba luchando contra su enfermedad durante la quimioterapia, las grandes esperanzas de ambos y la muerte horrible e inevitable.
(Puede que te preguntes por qué hay más mujeres en mis ejemplos: es un hecho que las mujeres piden ayuda terapéutica más fácilmente que los hombres). Entonces, por qué les deberían gustar a estas persona los villancicos y las Navidades, cuando el dolor, la tristeza, las lágrimas, los miedos y la depresión los están destrozando? No, aunque estén rodeados de deseos de "Feliz Navidad" y de arbolitos de Navidad,ellos realmente necesitan otra cosa, porque todo esto es solo algo superficial. Nuestro antiguo y espiritual evento de la Navidad ha sido americanizado. Si tú, querido lector, eres una de estas personas que tienen muchos problemas, por favor busca a alguien con quien hablar, o llámame (ver más abajo). Y si una de estas personas que sufren viene a ti, ser humano, para contarte su sufrimiento, entonces, ser humano, dedica a esta persona tu tiempo y tu corazón. Un regalo de Navidad para los que llevan la carga de problemas, enfermedades y depresión, es un regalo de otro tipo. Es sobre tener fe en que el Niño Jesús vino a este mundo especialmente PARA TÍ, y para tí y para tí también, para como Jesús de Nazaret reconfortar y animar a tu deprimida alma. y Jesús está para todos nosotros: " Venid a mí todos aquellos que sufrais y esteis tristes".
¿Qué otro propósito sería el de la Navidad?
Con afecto, Carlo L. Weichert Terapeuta en Salud, Comunicación e Hipnosis en La Asomada Tel: 928 532 549 (Traducido y editado a partir de un texto de Carlo L. Weichert) Puedes enviar tus peticiones de ayuda a  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s