En África del Norte - muy probablemente, la zona de origen de la mayor parte de los últimos antepasados ​​de los habitantes locales de las Islas Canarias, se le llamaba "Arkul". Era por aquel entonces que se trituraba a mano entre dos piedras, se mezclaba con un poco de agua, se amasaba y se comía tal cual. Fue en aquella época un ingrediente básico de la alimentación de la mayoría de las personas, debido a su disponibilidad y a su larga vida útil. El nombre "Gofio" tiene su origen entre los aborígenes de Gran Canaria.
El gofio hoy en día se hace de maíz y trigo y es muy rico en vitaminas, proteínas, fibras y minerales, y puede mezclarse fácilmente con leche convirtiéndose así en un componente ideal para un desayuno saludable. En Fuerteventura el Gofio también está hecho de garbanzos, frijoles del lupino y de algunas plantas silvestres locales. Se puede añadir a cocidos, sopas, salsas para espesar, batidos, postres y helados.
¿Por qué no probar un plato local o llevarse a casa una bolsa de gofio como recuerdo?
Michel

PANPelloGofioPlatanoChocolate01