La Luz, el componente invisible de la vida?

Publicado en Nature & Science - Science Imprimir

biophotonen_hand

Todos sabemos que la luz, la parte visible del espectro electromagnético, es crucial e indispensable para la vida; la genera el sol y suministra mucha energía a la tierra. El resto del espectro electromagnético llega a nuestro planeta en forma de ondas de radio, calor, rayos UVA, X, y gamma. Todo ser vivo recibe, recoge y transforma estas ondas en una u otra forma.
Pero qué decir de la emisión de luz por organismos vivos? Y no me refiero ni a las luciérnagas, ni a ninguna otra criatura luminiscente del fondo del océano. Me refiero a la emisión de diminutas cantidades de luz por células comunes, como las que tienes en tu cuerpo o las de las plantas de tu jardín.
Nadie ha podido ver estas trasmisiones, ya que son de muy baja intensidad, pero desde la invención del fotomultiplicador, (que lo que hace es multiplicar la luz capturada como lo hace un audio multiplicador con el biophotonen_kopfsonido) podemos percibir esas diminutas radiaciones de luz. Todos los organismos vivos, desde la forma de vida más primitiva, hasta los humanos, emitimos un flujo constante de fotones, los bio fotones, que podemos medir con este fotomultiplicador. Los animales más primitivos y las plantas emiten unos 100 fotones/cm2 a una longitud de onda de 200-800nm (dentro del espectro visible). Los humanos emitimos sobre unos 10 fotones/cm2 en la misma longitud de onda.
Estudios recientes indican que el ADN es uno de los medios de almacenaje de luz más esenciales y una fuente de emisión de fotones. Más aun, existe una firme evidencia de un fenómeno llamado “Foto-curación”. Si a una célula se le bombardea con rayos UVA, puede ser destruida en un 99%, pero cuando los restos de la célula son expuestos a rayos con la misma longitud de onda, pero con muy poca energía, la célula se recupera casi completamente. La Foto-Curación como mejor funciona es con una longitud de onda de 380nm.
El científico Fritz-Albert Popp investigo la absorción de la luz en muchos químicos

images1

orgánicos, incluidos los cancerígenos. Tras estudiar una gran cantidad de ellos, descubrió que los químicos que son inofensivos permiten traspasar la luz con esta longitud de onda, mientras que los cancerígenos bloquean su paso. Su aplastante conclusión fue que el cáncer se genera porque estos químicos cancerígenos bloquean la luz, esencial en el proceso de Foto-curación.
La emisión de fotones muestra un patrón cíclico: día/noche, semana, quincena, mes, 80 días y 270 días. El estudio mostro coherencia en las emisiones de la mano izquierda y derecha y que cualquier excedente