La historia de las avispas locales

La historia de las avispas locales

71_PEOPLEARRIBALa edad estimada de Fuerteventura como isla, es de unos 18-20 millones años. La primera formación se cree que fue Tindaya, considerando la composición de sus materiales, que difieren significativamente de los del resto de la isla. La montaña de Tindaya es un gran montón de trachite (de origen magmatico), mientras que el macizo de Betancuria está compuesto de basalto. Un millón de años es mucho tiempo y aunque no estaba poblada por humanos, Fuerteventura fue el hogar de muchas especies de plantas y animales de los que nunca podremos tener una idea de cómo eran ni de cómo crecían. Sin embargo, hay un instante que ha dejado huellas.

 

71_PEOPLEABAJO

En el norte de la isla, en la zona de las dunas y alrededor de Tindaya y de la Caleta / Antigua se pueden encontrar grandes depósitos de capsulas de insectos fosilizados. Estos son los nidos de criaturas ya hace mucho tiempo extinguidas y a la vez son un registro de la diferencia del clima, de la flora y de la fauna en la antigüedad. Los estudios de las celdas han determinado que muchos tipos distintos de insectos utilizaron el sistema de celdas durante un largo período. Una avispa, como criatura es un candidato probable. Incluso ahora, se puede ver a sus descendientes hacer construcciones similares. Los fragmentos de polen de los que están compuestos también revelan niveles más altos de vegetación y lo que habría sido un lugar mucho más húmedo ya que estas avispas necesitaban agua dulce fresca para sus construcciones. No se han encontrado restos fósiles de los insectos que construyeron estas celdas, pero según la gran cantidad de celdas que se pueden encontrar, tenían que haber sido millones de avispas y una gran cantidad de flores.

 

El paisaje de nuestra isla hoy es muy diferente al que se encontraron los primeros colonos. Había muchos árboles y muchas más plantas que cubrían las superficies de roca dura que vemos hoy en día. Aunque el clima ha cambiado con el paso del tiempo y ha habido períodos más húmedos, el eco-sistema de Fuerteventura ha sido siempre muy vulnerable a la explotación excesiva; por animales o por los humanos. Esto se debía a la cantidad limitada - incluso en los períodos más húmedos - del abastecimiento regular de agua fresca y, por tanto, una capacidad limitada de la regeneración de la flora local.

Muchos factores fueron los que causaron la última destrucción del ecosistema local. La intensa cría de cabras que se alimentan de casi todas las plantas y la necesidad de madera como combustible y para la construcción eliminaron la escasa cantidad de árboles. Durante el siglo XVIII la lluvia también se redujo drásticamente. Una vez que desaparecieron los árboles, el suelo fértil se voló y las plantas de tierra murieron. En muy poco tiempo la isla se convirtió en un desierto... y las avispas casi se extinguieron.

72_PEOPLE

Varios tipos de fósiles encontrados en Fuerteventura.

Bernie en el bar de Armas Tindaya en Tindaya tiene una gran colección de las especies más inusuales y siempre le gusta discutir sobre este tema en su bar.