El poder de plantas medicinales

El poder de plantas medicinales

Las plantas medicinales se han utilizado desde el origen del hombre para tratar cualquier tipo de enfermedad. Contienen principios activos que son los responsables de su poder curativo.
Cada planta tiene más de una propiedad, que sirven para tratar varios desajustes al mismo tiempo.

  • 09bef4_624b14a8cad045a8a61b0f3ea8f1a219.JPG
  • alcachofa.JPG
  • Aloe-vera.JPG
  • colesterol-propoleo-cazafarma-1728x800_c.JPG
  • medicinal.jpg
  • medicinales.JPG
  • posos-del-te.JPG
  • propiedades-del-jengibre.JPG
  • regaliz.JPG

De las más conocidas para mejorar la digestión, tenemos: manzanilla, hierba luisa, menta, melisa, cilantro…
Para combatir los gases: anís verde y estrellado, canela, carbón vegetal, arcilla…
Desintoxicantes del hígado: alcachofa, rábano negro, boldo, cardo mariano, desmodium, manzanilla amarga, diente de león…
Laxantes: sen (no abusar), cascara sagrada, frangula.. Algo más suaves son: semillas de zaragatona, de lima, de chia, psylium…
Diuréticas; cola de caballo, estigma de maíz, perejil, ulmaria, vara de oro, enebro…
Para infecciones de orina: brezo, gayuba, arándano rojo…
Para eliminar piedras del riñón: rompepiedra o anemaria, grama, junto con alguna planta diurética.
Para reducir el colesterol: levadura de arroz rojo, omega 3, alpiste, y plantas desintoxicantes del hígado.
Para regular el azúcar: estevia (en planta), extracto de canela, copalchi, vainas de judía, nopal, cromo…
Relajantes: valeriana, pasiflora, azahar, espliego, petalos de rosa, melisa, lúpulo, amapola, lavanda, verbena; y para ayudar a descansar mejor: melatonina y triptófano.
Depurativas: abedul, ortiga verde, zarzaparrilla, bardana, hisopo,…
Para problemas de próstata: sabal, semillas de calabaza
Reguladores hormonales: salvia, milenrama, trébol rojo, dongquai, maca, aceite de onagra,…
Dolores articulares e inflamaciones: corteza de sauce, harpagofito, grosellero negro, cúrcuma, ulmaria,…
Problemas circulatorios, piernas pesadas, varices: castaño de indias, vid roja, hamamelis, rusco, meliloto, gingo bilova,…
Anticelulíticas: centella asiática junto con alguna diurética y circulatoria.
Hipertensión: olivo blanco, espino, muérdago, ajo,…
Hipotensión: romero, regaliz,…
Para la tos y resfriados: tomillo, drosera, llantem, pulmonaria, malvavisco, romero, eucalipto (para hacer vahos), malva, sauco, angelina, vitamina C,…
Para reforzar el sistema inmune: equinacea y preparados con jalea real, reishi, shitake, propóleo. También está la uña de gato, vitamina C, y sobre todo la plata coloidal (antibiótico natural muy potente).
Energéticos: ginseng, guarana, te matxa,…

Aloe vera: con propiedades depurativas, antibacterianas, desintoxicantes, para problemas digestivos, gastritis, ulceras,…
Jengibre: muy bueno como expectorante, para la tos, antigripal, malestar estomacal, cólicos, gases, diarrea, mareos, para evitar vómitos y nauseas (ideal en el embarazo).
No olvidarnos que para un buen funcionamiento de nuestro organismo es muy importante tener el intestino bien, es ahí donde se absorbe todo lo que bebemos y comemos. Se aconseja una buena regeneración de la flora intestinal con un buen suplemento a base de bifidus (no lácteos).

Las plantas medicinales las puedes obtener de muchas formas diferentes. Para hacer infusiones, en extracto concentrado, en comprimidos, en jarabes, en aceites esenciales (aromaterapia) y para tratar emociones en forma de esencias florales.
Consúltanos y te aconsejaremos lo más adecuado para ti.